HOTEL ECG

Cambiará tu vida de la mejor manera

¿Qué es un holter de ECG?

El holter EKG consta de un dispositivo que almacena la información, que va conectado al paciente a través de unos electrodos (entre 4 o 5 en un holter estándar).

Una vez realizada la prueba el dispositivo se conecta a un ordenador para obtener la información y poder proceder al análisis de los resultados.

Permite valorar arritmias o síntomas como palpitaciones, tanto en reposo como durante la práctica deportiva, mediante un dispositivo con sensores de última generación, versátiles, sin cables, similar a una camiseta.

¿Cómo se realiza un holter?

Se le colocan los electrodos al paciente en el pecho en posiciones distintas al EKG estándar, para evitar desconexiones durante la prueba se suelen fijar con esparadrapo.

El paciente deberá realizar su vida habitual, excepto ducharse o mojar el dispositivo.

A las 24 o 48 horas el paciente deberá acudir al centro donde se lo colocaron para retirar el equipo y proceder a su análisis.

El resultado del holter se suele entregar varios días después de realizado.

¿Cuál es el objetivo del holter?

El objetivo principal del holter es el diagnóstico de las arritmias cardiacas, especialmente aquellas que son difíciles de constatar en un electrocardiograma.

Por lo que su principal campo de estudio es el estudio de los síncopes, palpitaciones frecuentes, mareos, entre otros.

Se suele solicitar como control, en pacientes con arritmias conocidas, con tratamiento médico o intervencionista para valorar resultados terapéuticos.

También se utiliza en pacientes con ictus isquémicos sin causas determinadas por la posible presencia de fibrilación auricular paroxística no diagnosticada.

El holter puede ayudar a sospechar cardiopatía isquémica al constatar variación en el segmento ST durante la prueba, aunque se deberá realizar otros tipos de pruebas más específicas.

20210921_174311-02.jpeg